Flores de colores

Es fácil hacer tus propias flores de colores, especialmente claveles y margaritas, pero hay un par de trucos que ayudan a garantizar grandes resultados. Aquí te explicamos cómo hacerlo.

Materiales necesarios para el experimento de flores de colores:


Flores frescas, preferentemente blancas. No utilizar flores marchitas, ya que podrían no ser capaces de absorber el agua.
– Colorantes alimentarios.
– Agua caliente.

Cómo hacerlo:
– Recorta los tallos de las flores para que no sean excesivamente largos.
– Bajo el agua, haz un corte inclinado en la base del tallo.
РA̱ade el colorante al agua: 20 o 30 gotas de colorante por cada vaso de agua. Es mejor que el agua est̩ caliente.
– Introduce el tallo húmedo de la flor en el agua coloreada. Los pétalos absorberán el color en unas horas
– También puedes cortar el tallo por la mitad y poner cada parte en vasos con agua de distinto color. Así conseguirás flores de dos colores.

¿Cómo funciona?
Podría parecer magia pero no lo es. Se trata de un proceso biológico muy sencillo que ocurre en todas las plantas: el transporte vía xilema.
Las plantas absorben el agua por las raíces y la conducen hacia las partes superiores (hojas y flores) a través del tallo, por un sistema de transporte llamado xilema. Si la solución que va a ser absorbida contiene un tinte o colorante, las partes superiores de las plantas de color pálido o blanco se teñirán.

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *