Una Medusa de Vida Eterna

Si alguien aun desconfiaba de la vida eterna, deberá pensarlo dos veces. Una pequeña medusa, un hidrozoo con apenas medio centímetro de longitud, pero con una característica que sin duda la hace única entre todas las criaturas del reino animal. De hecho, de una forma que la Ciencia aún no ha logrado comprender, la medusa “Turritopsis nutricula” es inmortal. 

Algunas de las caracteristicas de esta medusa es que tiene un diámetro de 4-5 mm. Su figura es alta y acampanada con paredes finas y uniformes. Su gran estómago (cavidad interior), rojo vivo, tiene forma cruciforme en su corte transversal. Los especímenes jóvenes tienen ocho tentáculos en el borde pero los adultos llegan a tener hasta 80-90 tentáculos.


A diferencia de las demás medusas (y del resto de los animales) Turritopsis nutrícula no muere tras alcanzar su estado adulto, sino que es capaz de «rejuvenecer», de regresar a su forma juvenil y repetir su ciclo vital hasta alcanzar una segunda madurez… y una tercera, y una cuarta, y así hasta un número de veces que es, según los científicos, potencialmente infinito. 

Increible lo que esta sucediendo frente a nuestros ojos y en todos los oceanos del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *